• LinkedIn
  • Subcribe to Our RSS Feed

Convocatoria N° 10 REVISTA CONTENIDO

Enfoque biográfico y curso de vida: caminos paralelos para un destino común

Tanto el enfoque biográfico como el curso de vida han permitido generar conocimiento relevante sobre las dinámicas longitudinales que tienen lugar en la sociedad moderna. Ambas sub-disciplinas se han concentrado en la comprensión del individuo como individuo en la historia, como agente situado en contextos históricos y posiciones sociales sujetas a vínculos dinámicos y diversos. Revisando su génesis y evolución vemos que son varios los hitos científicos que dieron nacimiento y legitimidad a la investigación sobre el cambio de la vida a lo largo del tiempo. Desde los icónicos trabajos de Florian Znaniecki y William I. Thomas (1918) en la Escuela de Chicago estudiando la experiencia de campesinos polacos utilizando relatos de vida, pasando por la obra “los hijos de Sánchez” de Oscar Lewis (1961) hasta la consolidación de este enfoque en la segunda generación de la Escuela de Chicago identificada con la etnometodología y el interaccionismo simbólico, diversas disciplinas en diferentes partes del mundo han utilizado prolíficamente las nociones de curso de vida y enfoque biográfico con variadas metodologías. Janet Gliele y Glen Elder (1998) marcarían un precedente en el desarrollo del enfoque del curso de vida, intentando integrar en el análisis los niveles del cambio social, la estructura social y la acción individual. De manera paralela, Daniel Bertaux (1997) desarrollaría las premisas epistemológicas y metodológicas del enfoque biográfico, emplazando al relato de vida como la técnica por excelencia para el estudio de la forma en que los individuos viven el cambio social y articulan sus biografías. Desde fines de los 90’, con ambas líneas de investigación ya consolidadas, disciplinas como la antropología, la sociología, la historia, la psicología social, la sociodemografía e incluso algunas áreas de la salud como la gerontología y la psicología clínica, han explorado la realidad social e individual a través de estos lentes teórico-metodológicos, con diferentes intereses y objetos de estudio.

Considerando la enorme diversidad de usos y formas que tomaron estos enfoques, Jean-Claude Passeron (1989) separa este campo científico en dos líneas de trabajo: el estudio de “flujos sociales” dedicados al análisis de los movimientos de las categorías de una población, es decir, la evolución temporal de las co-ocurrencias de las propiedades, y el análisis de “trayectorias”, practicado mediante entrevistas biográficas orientadas a analizar el cambio social y las transiciones entre categorías desde la subjetividad de los actores. Sin embargo,  para Passeron ambas líneas han perseguido un mismo fenómeno: la inserción de las trayectorias individuales en los calendarios institucionales.

Dubar y Nicourd (2017) proponen igualmente, algunos elementos comunes entre las diferentes prácticas científicas que utilizan una aproximación biográfica. El primero es la introducción del tiempo como variable central. El ordenamiento de la trayectoria en base a edades, eventos, ciclos, fases y contextos de la vida constituye el corpus principal del conocimiento científico que se produce. Otro elemento es que los datos biográficos se construyen explorando diferentes esferas de la vida (familia, trabajo, amistades, actividades de ocio, etc), con lo cual se asume al sujeto como resultado de socializaciones múltiples. Desde esta perspectiva, vemos que el enfoque biográfico y el curso de vida siempre intentan vincular las acciones voluntarias e individuales a los procesos sociales en las que se insertan, identificando los valores, normas, reglas y creencias que delimitan esta interacción.

Bessin (2009) lo resume de manera clara y precisa: “ambos puntos de vista (enfoque biográfico y curso de vida) pretenden cuestionar las dinámicas contradictorias entre la acción de los determinismos sociales, familiares y psicológicos y el trabajo de los individuos sobre su propia historia” (p.14). Dentro de este espacio común, la sociología del curso de vida se ha enfocado en el estudio de las normas y restricciones culturales (y también materiales) que orientan el avance de la edad, mientras que el enfoque biográfico se concentró más en la parte subjetiva de esta dialéctica.

Moyano y Ortiz (2016) realizan una minuciosa sistematización que da cuenta del desarrollo que han tenido los estudios biográficos en Chile, cuyo comienzo se dio con el objetivo de dar voz a “los sin voz” (Marquez y Sharim, 1999). Mediante el uso de historias de vida, se han estudiado actores sociales y sujetos anónimos (pobladores de campamentos, campesinos, etc.) a fin de rescatar la singularidad de su experiencia social. Desde la historia, Gabriel Salazar (1999) analizó las limitaciones y posibles aportes de los nuevos enfoque cualitativos agrupados en “la nueva oralidad”. Solo por mencionar algunos trabajos, desde la psicología y la antropología se ha estudiado la experiencia de las víctimas de la dictadura militar y el exilio (Cornejo, M., Morales, G., Kovalskys J. y Sharim, D. 2013), las identidades de género, relaciones de pareja e intimidad (Sharim, 2005; Sharim, D., Kovalsky, J., Morales, G. & Cornejo, M. 2011) y las trayectorias sociales de familias en situación de pobreza (Marquez 1999, 2002).  Desde una perspectiva clínica, Irarrazabal y Sharim (2014) han utilizado relatos de vida en el trabajo con pacientes con esquizofrenia como método complementario al enfoque medico-psiquiátrico. Igualmente, los trabajos sobre curso de vida presentan un desarrollo sostenido principalmente desde los 2010’, con temáticas diversas como trayectorias laborales y migración (Madero y Mora, 2011), salud de adultos mayores y transición a la jubilación (Madero-Cabib, 2018; Madero-Cabib y De-Amesti, 2017), trayectorias de estudiantes de liceos técnico-profesional y su transición al mercado laboral (Sepúlveda y Ugalde, 2010; Sepulveda, 2016), como también  las transiciones entre matrimonio y maternidad en mujeres Chilenas (Yopo, 2016, 2017).

A partir de las ideas expuestas anteriormente, vemos que a pesar de la diversidad de temas, ambas propuestas teórico-metodológicas se interesan por un área específica de la experiencia humana en sociedad, la cual tiene como elementos centrales el tiempo y los acontecimientos. Las biografías se construyen a través de la interpretación subjetiva de la experiencia social como también a través de la interacción con los elementos estructurales de sociedades histórico-concretas. De estas ideas emergen al menos cinco preguntas con las que podríamos reflexionar sobre los puntos de encuentro entre ambos enfoques: ¿Qué es específicamente lo biográfico? ¿Cómo se estructuran las biografías en una sociedad moderna altamente individualizada? ¿Cómo estudiar las cualidades longitudinales de la vida humana? ¿Cuáles son los usos que se hace de las biográficas para responder a los requerimientos institucionales de la sociedad? Y por último,  ¿Qué nos aporta la mirada desde el curso de vida y enfoque biográfico a la comprensión de las problemáticas sociales estudiadas? La propuesta en este número de la Revista Contenido, dedicado enteramente al enfoque biográfico y curso de vida, es volver a las grandes preguntas que nos proponen estas dos líneas de trabajo, para explorar cómo las sociedades organizan e institucionalizan el paso de la edad y cómo los agentes sociales hacen frente a los mandatos estructurales a lo largo de la vida en contextos socio-históricos determinados.

Revista Contenido extiende la invitación a todos los investigadores e investigadoras que quieran contribuir al debate sobre el enfoque biográfico y curso de vida. En la presente convocatoria se privilegiarán artículos originales, empíricos o teóricos, y reseñas de libros que se inserten en los siguientes ejes temáticos:

  1. Curso de vida y transiciones (juventud, adultez, ancianidad).
  2. Cambios de status (status passage) e identidad.
  3. Bifurcaciones, turningpoints y rupturas (institucionales, grupales o individuales).
  4. Desigualdad y curso de vida.
  5. Temporalidad y curso de vida.
  6. Temporalidades biográficas
  7. Políticas públicas y transformaciones biográficas.
  8. Historia oral, memoria e identidad.
  9. Self, yo y construcción narrativa de sí mismo.
  10. Desafíos metodológicos y dilemas epistemológicos del enfoque biográfico y curso de vida.

La fecha límite para envío de artículos: 31 de marzo 2020.

Pauta de presentación: los trabajos deben tener máximo 10.000 palabras, incluidas referencias y tablas. Favor revistar Normas Editoriales.

Los escritos (o preguntas) deben enviarse electrónicamente al coordinador del presente número: Ismael Tabilo (ismaeltabilo@gmail.com) con copia a publicaciones@revistacontenido.com.

PDF

Referencias bibliográficas

Bertaux, D. (1997) Los relatos de vida. Perspectiva etnosociológica. Traducción al español año 2005. Serie General Universitaria N°48. Ediciones Bellaterra, España.

Bessin, M. (2009) Parcours de vie et temporalités biographiques: quelques éléments de problématique. Informations sociales, 156(6), 12-21. Disponible en https://www.cairn.info/revue-informations-sociales-2009-6-page-12.htm.

Cornejo, M., Morales, G., Kovalskys J. y Sharim, D. (2013). La escucha de la tortura desde el  Estado: la experiencia de los profesionales de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura en Chile. Universitas Psycologica,12(1), 271-284.

Dubar, C. y Niclou, S. (2017) Les biographies en sociologie. Collection REPÈRES. La decouvert. Paris, France.

Irarrázaval, L. & Sharim, D. (2014) Intersubjectivity in schizophrenia: life story analysis of three cases. Front.Psychol. 5:100. doi: 10.3389/fpsyg.2014.00100.

Madero, I. y C. Mora (2011). Capital social e inclusión laboral. Una aproximación a las trayectorias de ascendencia laboral de migrantes peruanos en Chile. Polis, 29, 1-12. doi: 10.4067/s0718-65682011000200007.

Madero-Cabib, I., y De-Amesti, J. (2017) Gender and health impacts of policies extending     working life in western countries. Country framing report: Chile. En COST (eds), European Commission-COST Action IS1409.

Madero-Cabib, I. (2018) Understanding the relationship between working experience and pensions in Chile. En R. Kornfeld y C.L. Belloni (Eds.). , Human Rights of older persons & non-discrimination (pp. 107-110). Santiago: Pontificia Universidad Católica de Chile y The Office of the United Nations High Commissioner for Human Rights (OHCHR).ISBN: 978-956-14-2242-1.

Márquez, F. y Sharim, D (1999) Del testimonio al relato de vida. Editorial revista Proposiciones Vol.29. Santiago de Chile: Ediciones SUR.

Márquez, F. (1999). Relatos de vida entrecruzados: trayectorias sociales de familia. Proposiciones, 29, 1-11. Recuperado de http://www.sitiosur.cl/r.php?id=412.

Márquez, F. (2002). La vida realizada – la vida postergada: la construcción biográfica en Chile. Perfiles Latinoamericanos, 21, 73-98. Recuperado de       http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=11502105

Moyano, C. & Ortiz, F. (2016). Los estudios biográficos en las Ciencias Sociales del Chile reciente: hacia la consolidación del enfoque. Psicoperspectivas, 15(1), 42-54. doi:   10.5027.

Thomas, W.I., y Znaniecki, F. (1918) El campesino polaco en Europa y en América. Edición  2004, Boletin Oficial del Estado BOE y Centros de InvestigacionesSociológicas (CIS), España. ISBN: 84-340-1528-5

Giele, J. & Elder, G.H. (1998) Life Course Research.Development of a Field. En Methods of life course research: Qualitative and quantitative approaches. Edited by Janet Z. Giele and Glen H. Elder, Jr. 1998 by Sage Publications, Inc.

Lewis, O. (1961) Los hijos de Sánchez. Octava edición, Editorial Joaquín Mortiz, S. A., 1965. México.

Passeron, J.C. (1989) Biographies, flux, trajectoires. Enquête [En linea], 5 | 1989, subido el 27 de junio de 2013, consultado el 30 de abril de 2019. Disponible en: http://journals.openedition.org/enquete/77. doi: 10.4000/enquete.77

Salazar, G. (1999). Ciudadanía e historia oral: vida, muerte y resurrección. Proposiciones, 29, 1-13. Recuperado de http://www.sitiosur.cl/r.php?id=524.#sthash.OJgkrERw.dpuf

Sepúlveda, L., y Ugalde, P. (2010) Trayectorias disímiles y proyectos individualizados: origen y experiencia educativo-laboral de los estudiantes de centros de formación técnica. Revista Calidad en la educación N°32, julio 2010. pp. 63-99.

Sepúlveda, L. (2016). Trayectorias educativo-laborales de jóvenes estudiantes de educación    técnica en chile: ¿tiene sentido un sistema de formación para el trabajo en la educación secundaria? Revista Páginas de Educación. Vol. 9, Núm. 2 (2016) ISSN: 1688-5287; e-   ISSN: 1688-7468.

Sharim, D. (2005). La identidad de género en Tiempos de Cambio: Una Aproximación desde los Relatos de Vida. Psyke, 14(2), 19-32. doi:10.4067/s0718-22282005000200002

Sharim, D., Kovalsky, J., Morales, G. & Cornejo, M. (2011). Trauma psicosocial y memoria: diseño de un dispositivo biográfico para investigar el impacto de la Comisión de Prisión Política y Tortura en Chile. Revista de Estudios Sociales, 40, 81-88. doi: http://dx.doi.org/10.7440/res40.2011.08.

Yopo, M (2016) Enacting motherhood: time and social change in Chile, Journal of Gender Studies, 27:4, 411-427, DOI: 10.1080/09589236.2016.1223619.

Yopo, M. (2017) Revisiting individualization: The transitions to marriage and motherhood in Chile. Current Sociology 1–21. doi: 10.1177/0011392117737819